Inicio de sesión

CAPTCHA
Escriba resultado de la op. matemática para continuar la operación
9 + 11 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Navegación

+ ALBUFERA

Vela Latina-Albufera

Extracto del libro "L'Albufera de València" de Vicenç M. Roselló i Verger. Traduccion: Albufera.com


POBLACION

Todos los procesos y modificaciones paisajísticas que se describen en este apartado son condicionados por la presencia humana esporádica o estable. Un equilibrio, el del hombre y la naturaleza, que tiene sus reglas y sus límites y que cada día se ve más comprometido en una sociedad tecnológica que teóricamente habría de tener medios para mantenerlo.

      No hay población estable sin accesibilidad y solo cuando la viabilidad es muy fluida, todo el mundo puede llegar a la generalización del ocio como objeto destacable. Excluyendo al aventurero, el deportista o al aficionado a la naturaleza salvaje, hoy por hoy, en pocas cosas se puede concebir el ocio sin motorización.

La población

Cuando se habla de "Población de la Albufera" hay que referirse a la franja más inmediata a el Lago, o a la "marjal", sin olvidar que determindos pueblos de la huerta meridional y de la Ribera baja han tenido y tienen un gran papel en la evolución del paisaje "albuferenc".

       En medio de la marjal se levanta como un islote la "Muntanyeta dels Benissants -o dels Sants de la Pedra", dicha anteriormente el "Cabeçol dels Sants o de Na Molins", donde se han encontrado restos de población humana que podrían ser el indicio más remoto de la actividad humana en la zona. En una brecha que contiene huesos de mamíferos que datan del pleistoceno medio (Sarrión, 1984) se han encontrado restos de silex y cuarcita. Cerca de Sollana, "L'Alteró de Miquel, L'Alteró de la Curra y L'Alcaissia" han aparecido restos de hachas de piedra pulida, poblaciones eneolíticas, señal de un grupo estabilizado hacia el año 2000 aC (Gil-Mascarell i Marti, 1981).

        No hay por ahora restos conocidos del bronce valenciano, ni del ibérico, cosa explicable por la tendencia de este periodo a refugiarse la población hacia el interior. En cambio, la romanización si que ha dejado huellas. En los términos de Catarroja y Silla han sido detectadas algunas villas. Dentro mismo de la marjal -partida de Paretes (Sollana)- apareció un bronce de la época de Augusto y en el Perelló una figura del mismo metal. Hay una referencia, no muy precisa, de Nicolau Primitiu (Gomez, ACCV, IV-8, 1930-1931: 74) que entre el "pujol y L'Alcatí" al construir el camino nuevo del Perelló, se encontro una moneda de Trajano, un trozo de fíbula, diversas "tegulae", un fragmento de ánfora y restos de "dolia", cerca de unas ruinas de un edificio de piedra y mortero del siglo XV.

       Otro hallazgo significativo fue la "cuadrícula centuriada" (Pingarrón, 1981), en un cuadrilátero con vértices en Paiporta (Pagi porta?= puerta del campo), Alfafar, Silla y Alcasser. Se trata de un orden ortogonal de líneas de partición separadas por 710 m. y materializadas por caminos, sendas, acequias, y otros límites. Así ordenaban su catastro los romanos y su parcelación ha permanecido hasta ahora de una manera milagrosa. El camino que va de Paiporta a Santa Anna y continua hacia medio día es aquello que nombraban como un "cardo", y la actual carretera N-340: el "cardo maximus"; es decir el eje de la parcelación, que además concidía con la Via Agusta y tenía como inicio el punto que ahora acupa la Cruz Cubierta (en la ciudad de Valencia). Un hecho análogo ocurrió en la "centuración" del norte de Valencia donde también fue bonificada la marjal. Aquí al Oeste de la Albufera, se hizo, al parecer, la primera gran operación de saneamiento.

          Para la situación antes del "Repartiment" cabría recurrir a las fuentes islámicas que no son nada ilustrantes. La tomponímia sugiere la raíz de muchos de los pueblos de el entorno (Benetússer, Albal, Alcàsser, Alfafar, Massanassa, Sueca); algunos podrían encuadrarse en el apelativo de mozárabes (Beniparrell, Catarroja, Picanya, Silla?), pero eso solo no es lo que garantiza su origen islámico o mozárabe: El nombre de la Albufera (pequeño mar) es un vestigio más de la ocupación islámica.

        En tiempos de la reconquista se puede encontrar documentación escrita (Salcedo 1956), a través de las crónicas de Jaime I, donde se enfatiza la importancia de un punto llamado "Creu de la Conca" (su ubicación vendría a estar a unos dos km al norte de El Saler); donde acampó la retaguardia del "Conqueridor" (Jaime I) -gente de tortosa- decían las crónicas.
      
      El Palmar ha sido el núcleo arquetipo de la Albufera, aún no siendo muy claras sus raíces. Una alquería llamada "Alcudía" entre "l'Olla y l'estany gran (gran estanque-lago)", debe de ser el precedente más remoto, según la donación de Jaime I (5-2-1248) a Pere de Granyana, comendador del Hospital. Lo autorizaba, además, a conservar "cosa de cent moros" (cosa de cien moros) porque eran necesarios para el gobierno de 30 barcas (Diago, Anales del Reino de Valencia, 1613, I). Esto hace pensar de una explotación piscícola de la Albufera anterior a la ocupación catalano-aragonesa.

       La población más o menos estable ya existía hacia 1762 (Sanmartín, 1982). A mitad de siglo XIX, según P. Madoz, integraba cinco casas y un centenar de barracas agrupadas en dos calles, donde habitaban 109 pescadores que figuraban como vecinos de Russafa (Actual barrio del sur de Valencia). Después del pavoroso incendio de 1885, algunas fueron sustituidas por casas más consistentes (Soriano, 1902). La población ha ido en aumento: 479 en 1900, 817 en 1920, 1543 en 1950; pero pasa a 943 en 1070, y 928 en 1981.

        El núcleo de barracas del Saler, al entrar el siglo, agrupaba solo 94 habitantes, pasando a 247 en 1960, gracias a la diversificación de los horizontes de vida y la obertura viaria. En 1970 eran 568 - sin contar unos 50 diseminados por alrededores del Poblado-, y 687 en 1981 cuando tan solo queda una barraca.

         El Perelló, situado en el termino municipal de Sueca, participa de un tipo de habitat y medios de vida semejante, gracias a los cuales el 31 de diciembre de 1900 censaba 413 habitantes, 719 en 1970 y 1092 en 1981, cuando ha venido a transformarse en un núcleo residencial que el verano multiplica considerablemente su población.

         El Perellonet contaba con algunos centenares de personas en 1887, que en 1981 son 455, entre más de un millar diseminadas.

         Pinedo contaba en 1900 -pescadores de la mar y labradores- 187 habitantes, y actualmente cuenta con 2000 habitantes, disemindaso incluidos.

        Sueca y Sollana tienen mucha relación con la Albufera, como también Catarroja y Silla que, como el Saler, tiene puertos para facilitar el Tránsito por el Lago.


ShareThis