Inicio de sesión

CAPTCHA
Escriba resultado de la op. matemática para continuar la operación
1 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Navegación

+ ALBUFERA

Vela Latina-Albufera

Formación del Lago de l'Albufera

 

     El origen del lago de la Albufera se remonta a comienzos del Pleistoceno (aprox. hace unos 1'8 millones de años). Su formación es el resultado del cierre del golfo -formado como consecuencia del hundimiento de la llanura valenciana- por un amplio cordón litoral, que va desde valencia a cullera (unos 30 km.).   

 

franja litoral de la Devesa

 

     La formación del cordón litoral o estinga parece deberse,  sobre todo, a la corriente marina de deriva originada por el viento oblícuo a la costa, que aporta gran cantidad de minerales detríticos, con la consiguiente formación de una barra litoral. La corriente marina N-S que existe en ésta zona mediterránea actúa alineando los materiales aportados. Se cree que el aporte de materiales de relleno efectuado conjuntamente por los ríos Turia y Júcar, ha favorecido la formación del cordón litoral. Actualmente la ampliación del Puerto de Valencia esta modificando este comportamiento de las corrientes naturales. Los nuevos diques del Puerto (el puerto de Valencia esta situado a unos 8 km al norte del cordón litoral de la Dehesa de El Saler) frenan el aporte de sedimentos efectuado por la corriente N-S con la consiguiente perdida de arena en la playa; año tras año la playa del Saler desaparece metro a metro bajo las olas del mar

(Ver foto satélite con el puerto de Valencia en la parte superior de la foto. El Lago de la Albufera la mancha verde de la parte inferior de la foto)

   El trabajo de relleno fluvial ha sido continuado e intensificado por el hombre, especialmente desde el siglo XVIII. En efecto en aquella época la Albufera debía de extenderse desde Valencia a Cullera (Ciudad a unos 30 km al sur de Valencia) y su delimitación superaría incluso la de las tierras actuales e arrozal.

Pero cabe señalar como índice de la evolución regresiva de este lago, que hay indicios de que en su origen desembocaban en la Albufera los ríos Júcar y Turia, por aquel entonces su anchura superaba ampliamente los 30 km. y su extensión las 30.000 Has. En el transcurso del tiempo han sido muchas las vicisitudes por las que ha pasado, y a los procesos naturales de colmatación se han sumado las desecaciones debidas a la mano del hombre, con lo que ha sido continua la reducción del lago, a través de los años. Ya en 1869, cuando la La Albufera pasó del Patrimonio de la Corona al Patrimonio del Estado, la superficie era de 8.130 Has. ; desde entonces hasta 1911 en que pasó a ser propiedad de la ciudad de Valencia, el área siguió reduciéndose hasta alcanzar las 2.950-1.900 Has. según la variación del nivel, con que cuenta actualmente.

Hoy en día la Albufera tiene forma irregular, relativamente redonda, con un diametro máximo de unos seis km. ; El lago se comunica con el mar a través de tres canales, o golas, en cuya desembocadura hay instaladas unas compuertas que, al ser reguladas por la Junta de Desagües, modifican el nivel general de las aguas del lago.


    

 

  El agua de la Albufera es dulce, como consecuencia del cierre de la  comunicación con el mar mediante restinga y el aporte de agua fluvial que llevó a un proceso de desalinización: Su primitiva condición de golfo marino se comprueba por la existencia de restos marinos en los sedimentos del fondo del lago.

       Las orillas de la Albufera están desigualmente cubiertas de vegetación palustre, y en su interior se encuentran seis islotes, llamadas localmente "matas", que sirven de soporte a vegetación de impenetrable densidad. Estos islotes se denominan respectivamente, "Mata del Fang", "Mateta de Baix", "Mata de la barra", "Mata de L'Antina", "Mata de San Roc", y "Mata del Rey".

      La Dehesa del Saler separa el Lago del mar, con una franja arenosa de anchura superior a 1 km. y más de 6 km. de longitud, poblada de monte bajo y pinos mediterraneos.Además del lago de l'Albufera, el Parque cuenta con otra pequeña laguna, la Bassa de Sant Llorenç, situada en el extremo meridional del Parque. Su origen puede hallarse en el cierre de una pequeña albufera por la misma restinga que aisló a l'Albufera de Valencia, siendo alimentada con las aguas subterráneas de los relieves calcáreos que la circundan. A pesar de que el proceso natural de colmatación se ha reducido, en los últimos tiempos está disminuyendo su superficie de aterramiento artificial a fin de aumentar el terreno dedicado al cultivo de la huerta.

ShareThis