Inicio de sesión

CAPTCHA
Escriba resultado de la op. matemática para continuar la operación
2 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Navegación

+ ALBUFERA

Vela Latina-Albufera

En este artículo de R. Ballesteros encontrarás información sobre algunas de las variedades más significativas de arroz en la Albufera de Valencia


VARIEDADES DE ARROZ EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

 Desde hace aproximadamente 30 años, el cultivo del arroz en la Comunidad Valenciana se basa mayoritariamente en las variedades obtenidas por el Departamento del Arroz del IVIA, entonces Estación Arrocera de Sueca. Variedades obtenidas en el Departamento del Arroz como BalillaxSollana, Sequial, Bahia, y Senia han sido, entre muchas otras, las que, en periodos sucesivos, alcanzaron mayor utilización. En este momento parece iniciarse el ascenso de Leda, una variedad registrada en 1990, y por otra parte se han presentado recientemente al Registro de Variedades tres nuevas variedades.

En este artículo procuraremos resumir este proceso, caracterizar algunas de las variedades y describir la situación actual, tanto desde el punto de vista de los trabajos de mejora como desde el punto de vista del agricultor y de su relación con el mercado.

El comienzo de la mejora en España.
Una serie de años problemáticos, por las repetidas falladas del grano que culminaron en la gran fallada de 1911 desembocaron en 1913 en la creación por el gobierno, a petición de los agricultores, de la Granja Arrocera de Sueca. Se iniciaron así los trabajos de mejora del arroz en España que inicialmente se basaron en la introducción de variedades extranjeras. Las variedades Originario, Benlloch y Americano 1600 contribuyeron a paliar el problema existente. El siguiente paso importante fue la introducción en 1939 de la variedad Balilla que aportó un nuevo nivel de producción y que ha sido un progenitor básico para variedades futuras. Es una variedad baja de grano pequeño, espiga densa, hojas verde oscuro y buen ahijamiento que responde bien a fuertes abonados nitrogenados. Estas características, con un grano mejorado, han pasado a algunos de sus descendientes más destacados como Bahia, Sequial, Senia o Tebre.

La primera variedad propia destacada es BalillaxSollana, más alta que Balilla y con mejor grano, aunque aún pequeno, y que sigue actualmente en cultivo, pese a su altura algo excesiva, debido a que su ciclo un poco más corto la hace adecuada para algunas zonas arroceras es pañolas más frías.

Auge de las variedades españolas
El cultivo del arroz sufrió a finales de los años sesenta un cambio radical con la introducción de las cosechadoras y los herbicidas y la sustitución, un poco posterior, del trasplante por la siembra directa. Este cambio potenció la rápida difusión de las nuevas variedades españolas Bahia y Sequial, que presentaban algunas ventajas importantes en tamaño de grano, producción y resistencia al encamado.

El gráfico siguiente refleja el auge de estas nuevas variedades que llegaron a ocupar más del 90% del arrozal español y que aún se cultivan en países como Italia, donde el Bahía se conoce como Padano, y en Grecia, donde el Sequial se conoce como Ispaniki.

Las razones por las que Bahía fue, a la larga, preferido a Sequial tienen que ver en gran parte con el tipo de grano, más ancho y perlado en el caso de Bahía. Esta preferencia del mercado tradicional por el grano ancho y perlado no es compartida por otros países en los que los programas de mejora tienen entre sus prioridades la eliminación del grano perlado que, según estudios realizados sobre la fragilidad del grano en el molino, es una de las causas principales de las roturas en la elaboración. A favor de Bahía estaba su buena adaptación a las diversas zonas arroceras y en contra su mayor propensión al encamado. El mejor tipo de planta de Sequial, de talla más baja con hojas erectas y mejor resistencia al encamado, hizo que lo utilizáramos frecuentemente como progenitor cruzándolo entre otras muchas variedades con Bahía. De este cruzamiento procede la variedad Senia registrada en 1986, junto con la variedad Tebre que ha tenido buena aceptación en Cataluña. La variedad Senia mejoraba al Bahía en resistencia al encamado, en tamaño de grano y moderadamente en producción, por otra parte el grano, aunque mayor, corresponde al mismo tipo comercial ancho y perlado que ha predominado en el comercio interior. Con estas ventajas tuvo una difusión inicial muy rápida en la zona de Valencia siendo actualmente la variedad más cultivada.

Altura encamado y tipo de planta.
En el cuadro siguiente se recogen características de altura y tipo de grano de algunas de las variedades obtenidas en el Departamento del Arroz, otras como Liso (que se cultivó en Italia como Tizinese), Betis ,Júcar, Niva (que aún se cultiva por ser más temprano) o Tebre se han excluido para simplificar la visión
de conjunto.

En el cuadro puede verse la reducción progresiva de la altura de la planta, expresada en cm y medida desde el suelo a la punta de las panículas. Esta reducción en altura no es un fin en si misma, aunque mejora la relación grano-paja , sino un modo de mejorar la resistencia al encamado. En este sentido variedades como Marjal o Baixet representan una mejoría apreciable respecto a las anteriores. Por otra parte aunque se dispone de líneas aún más bajas esto suele ir acompanado de una menor productividad.

Las tres últimas variedades presentadas a Registro, Marjal, Ullal y Baixet se caracterizan además por un siste- ma foliar erecto en el que las hojas bandera sobresalen de las panículas, un tipo de planta que los fisiólogos consideran conveniente para variedades muy bajas.

¿Grano perlado o grano cristalino?
En cuanto al grano hay bastante diversidad tanto en la longitud, que va del grano corto, como BalillaxSollana, al largo A como el Albada con predominio del grano medio, como en anchura y perlado. Más adelante consideraremos los problemas de las variedades de grano largo B impropiamente llamadas índica cuando botánicamente no lo son.

En la columna que recoge el porcentaje de perlados (ver gráfico superior) se ha señalado con un asterisco aquellas variedades en que la perla es una perla central grande como las de Bahía o Senia. La cuestión del perlado merece un comentario más detenido. Técnicamente no es una buena característica dado que, como se ha dicho antes, está ligada a la fragilidad del grano en el molino sin embargo existe una preferencia tradicional por este tipo de grano, preferencia que está ligada a un tipo de cocción, distinta de la del arroz largo comercialmente llamado tipo índica. Sin embargo ese tipo de cocción no depende necesariamente de la presencia de la perla. Un factor que dificulta a veces la difusión de una variedad es lo que podríamos llamar su mezclabilidad, es decir la mayor o menor facilidad, léase discreción, con que, en caso de necesidad, puede almacenarse en el mismo silo que otra variedad. Otro factor a considerar sobre el perlado es que la existencia de un mercado que lo prefiere crea una inercia y por otra parte puede ser una defensa frente a la competencia de arroces importados de grano cristalino. Como mejoradores es más fácil lograr buenos rendimientos industriales con granos no perlados y por tanto debemos considerar, como en la mayoría de los países, la perla como un defecto pero existe una realidad comercial con la que hay que contar.

 El ascenso de Leda
Dentro del predominio general del cultivo de Senia parece estarse iniciando un aumento apreciable del cultivo de la variedad Leda, aumento que no ha sido mayor por limitaciones en la disponibilidad de semilla. El motivo fundamental creemos que es su mejor rendimiento en granos enteros, véase nuestro artículo "La variedad de arroz Leda" publicado en Noviembre de 1994 en el número 155 de la revista Agricola Vergel, donde exponíamos que en una comparación de 9 años había superado a Senia en un 14.6% de kg./ ha de granos enteros. Con un grano mayor que el de Senia y una producción en cáscara superior en un 5% al de esta variedad, era su rendimiento industrial el que sobre todo marcaba la diferencia. Sobre este tema del rendimiento industrial, del que nos ocupamos en el número de Abril de 1995 de esta revista, quisiera señalar que en Enero de 1996 la revista americana Rice Journal aconsejaba que las variedades de grano corto y medio se recojan entre el 20 y el 24 por ciento de humedad y las de grano largo entre el 18 y el 21 por ciento. En nuestra zona los métodos de medición de humedad empleados dan, en ocasiones, lecturas bastante más altas de las quedaría el método oficial, evidentemente más lento y engorroso. La repercusión negativa de esas humedades en el precio, junto con el hecho de que el buen rendimiento en enteros no siempre es compensado económicamente, contribuyen a que el agricultor recolecte con frecuencia el arroz demasiado seco. Esto unido a la preferencia por variedades perladas hace que el problema de las roturas en molino tenga especial importancia en la zona.

El arroz largo
Puede parecer desconcertante que el cultivo del arroz largo B, comercialmente llamado tipo índica, que desde hace años se ha venido repitiendo que iba a ser prácticamente obligado en un futuro inmediato, tenga tan poca implantación en el arrozal valenciano. Hay varios factores que dificultan el cultivo sobre todo la rigidez del sistema de riego del arrozal valenciano que, con su quita de aguas a fecha fija, hace más arriesgado el empleo de variedades que por ser de ciclo más largo puedan padecer de mal acabado por falta de agua en la fase final. También hay en estas va- riedades una mayor sensibilidad al frío en las fases tempranas del cultivo pero todo esto no sería un obstáculo decisivo si se ofreciera por ellas un precio claramente superior al del arroz de tipo tradicional. La variedad Thaibonnet, es decir el L202 californiano, se esta cultivando en Italia y Francia en climas más desfavorables que el nuestro y en el Departamento del Arroz lo cultivamos todos los años como testigo con buenos resultados, a veces excelentes, y a veces menos buenos en especial cuando hay frío al principio del cultivo, pero sin grandes inconvenientes. En cualquier caso el Departamento del Arroz ha concentrado parte de su trabajo en este tipo de variedodes y en anos próximos registraremos alguna variedad de este tipo de grano y con lo calidad de cocción requerida por el mercado europeo.

Otras variedades extranjeras
Siempre ha habido en la zona de Valencia variedades italianas que, en general, se cultivan a instancias de industriales interesados en ellas. Algunas llegaron a alcanzar cierta difusión, como en los casos del Rubino, Venería, P.M., Ribe, Lido etc. pero a la larga las variedades no han durado demasiado y el interés se ha desplazado a otra novedad. Actualmente parece que hay cierto interés en la variedad Elvo así como también en el Vialone Nano, en este caso en relación con un mercado de especialidades en el que la más cotizada es la variedad Bomba. Esta última variedad, ya se cultivaba en Valencia en el siglo pasado y es sin duda el arroz más apreciado para hacer paellas, si pese a su elevada cotización no se cultiva más es porque algunas de sus características, en particular su altura elevada y su poca producción, hacen su cultivo poco atractivo para el agricultor.

 Debe mencionarse también la variedad californiana M202, conocida en Europa como Thainato, que es pro- ductiva y de buen rendimiento en molino, aunque algunas veces muestra una mayor sensibilidad a la Piricularia y por otra parte tiene un grano medio no perlado que se sale del tipo tradicional en la zona.

Algunas perspectivas científicas
 En el arrozal valenciano el mayor problema de plagas y enfermedades es el causado por el barrenador del ta- llo, Chilo suppressalis, que obliga a tratamientos aéreos anuales que plantean problemas de daños a otras es- pecies en relación con la zona de la Albufera. A largo plazo una solución al problema podría alcanzarse, a través de la ingeniería genética, con la creación de plantas resistentes mediante la incorporación a variedades existentes de genes relacionados con las toxinas insecticidas de la bacteria Bacillus thuringiensis. Hay proyectos de investigadores franceses y españoles para trabajar en este tema. Por otra parte en el I.R.R.I. se trabaja en la creación de un nuevo tipo de planta que, a través de estudios de modelización informática, se espera podría aumentar la producción en un 20%. La idea es que el actual tipo de planta ha llegado a un techo de productividad y que para superarlo se requiere un nuevo tipo cuyas características principales son, entre otras, menor ahijamiento con supresión de tallos improductivos y floración más sincronizada, panículas con un número de granos mucho mayor, tallos más gruesos y robustos, y un sistema foliar eficiente, erecto de hojas gruesas de color verde oscuro. Parte de estas características proceden del arroz  javánica o bulu de Indonesia ,también llamado japónica tropical, y se trata de incorporarlas a los de tipo japónica templado, es decir a las del tipo que cultivamos nosotros.

Conclusiones
La zona valenciana cultiva mayoritariamente Senia, una variedad del Departamento del Arroz del I.V.I.A cuyas variedades han dominado el cultivo en la zona desde hace 30 años, complementadas por algunas variedades extranjeras, predominantemente italianas. El tipo de grano preferido es el medio perlado y, aunque hay al gunos problemas de ciclo y sensibilidad al frío, si el arroz largo no se cultiva más es sobre todo, al menos en nuestra opinión, una cuestión de precio. Si el mercado aconsejara cultivar mayoritariamente arroz largo siempre podría retrasarse unos días, la fecha de quita de aguas. La rigidez del sistema de riego fomenta el empleo de variedades de ciclo similar a la predominante o ligeramente más corto. El arroz se recoge en ocasiones más seco de lo que técnicamente conviene para optimizar el rendimiento en enteros, algo que debería cuidarse en especial con las variedades de grano perlado que predominan. Corregir esto depende de una mejor medición de la humedad, dada su repercusión en el precio que percibe el agricultor, y de primar los buenos rendimientos en enteros. El futuro de las variedades, y en general del arroz en la zona, está amenazado, además de por una posible falta de agua, por la evolución de los precios en el mercado internacional. Creemos que hay variedades, propias y extranjeras, que permiten atender cualquier nueva orientación del consumo y, en previsión de posibles cambios, un criterio básico de la mejora en el Departamento del Arroz ha sido la diversificación del tipo de grano. El peligro más grave para los agricultores radica en la posibilidad de que el precio con que el arroz exterior entre en nuestro mercado lle- gue a ser menor que el precio al que es posible cultivar el arroz en la zona con un beneficio razonable. Esperemos que esa situación no llegue a producirse.

R. Ballesteros
Departamento del Arroz (I.V.I.A.)

ShareThis